Artículos

Asociación Balear de Periodistas y Escritores de Turismo - A.B.P.E.T.

El problema de las tres Ts de Mallorca:
Transporte, Tren, Turismo: ¿es el tren monoviga la solución?

Esteve Bardolet - Ultima Hora, 30 de marzo de 2004-

El problema del transporte público terrestre en Mallorca es un tópico antiguo sobre el que en los últimos años se ha hablado bastante y se han invertido sumas considerables. Al margen de las mejoras de las clamorosas deficiencias en carreteras, en proceso de solución, hace pocos años se decidió poner de nuevo en funcionamiento las líneas ferroviarias desde Inca a Sa Pobla y a Manacor. La idea parecía práctica (aprovechamiento de la antiguos trazados ferroviarios), ecológica (respeto al paisaje sin consumir más suelo) y hasta romántica (recuperación de una señal de identidad socioeconómica). Por todo ello, seguramente no fue la rentabilidad económica el criterio del proyecto. Sin embargo, las líneas Palma-Universidad o la de Bahía de Palma- Aeropuerto, más urgentes y teóricamente rentables en su explotación no han llegado a ser más que un simple proyecto, ya que la inversión en el trazado es relativamente más costosa y compleja.

Hace años que de modo informal estoy abogando por un cambio de mentalidad en el enfoque del transporte ferroviario en nuestra isla, desde un punto de vista de un economista que no es un técnico en transportes. Me baso en una experiencia personal en las nuevas tecnologías ferroviarias en otros países, en los motivos prácticos de operatividad ferroviaria en un espacio rural y urbano tan peculiar como el nuestro, así como en las facilidades al transporte turístico sostenible en el interior de la isla (al menos como alternativa al excesivo aumento de los vehículos de alquiler y de otros transportes discrecionales al servicio de los turistas, cuyos efectos negativos son conocidos por todos los residentes). Debo reiterarme en mi reflexión a la vista de la cantidad de problemas surgidos con la construcción y el funcionamiento de las nuevas líneas ferroviarias.

Creo que se podía haber aprovechado el antiguo trazado de todas las vías férreas de Mallorca (no sólo las puestas en explotación recientemente) para construir un tren elevado (tipo monoviga o similar) que hubiera tenido las siguientes ventajas: facilitar el paso por debajo de los pilares de cemento sin “cortar” las fincas (permitiendo el paso de tractores, etc.), evitar el elevado coste del soterramiento previsto desde la estación de la Plaza de España hacia el “ensanche”, eliminar la necesidad de “pasos a nivel” con o sin barreras de seguridad (que ya han causado varios accidentes mortales), permitir una visión “turística” del paisaje al estar elevada (no más de la altura de un almendro), suprimir el ruido y trepidación en inmuebles contiguos, hacer innecesaria la construcción de terraplenes o muros de contención (como el que ha producido un desgraciado accidente recientemente en Petra), hacer innecesaria la construcción de puentes sobre la línea férrea (o de pasos a nivel inferior) y por último, pero no menos importante, permitir la pavimentación del trazado para convertirlo en una pista de rutas de ciclismo.

Como aspectos negativos hay dos que tras un análisis riguroso no lo son: el coste y el impacto paisajístico. Si bien el coste de la inversión es superior al realizado con la puesta en marcha del viejo trazado de los nuevos servicios ferroviarios, una vez sumados los costes añadidos de los puentes, pasos a nivel, aseguramiento de taludes, soterramientos, eliminación de ruidos y trepidaciones, etc. (con demandas crecientes por parte de asociaciones de vecinos, de Ayuntamientos, etc., teniendo en cuenta que nuestra isla tiene un territorio muy poblado, con minifundios y con una red de carreteras que cruza repetidamente las línea de tren), es probable que el coste por kilómetro sea inferior en el caso del tren elevado que en el tren convencional actual. Sin embargo, tal estudio no se ha realizado y ni siquiera se ha contemplado el tren monoviga como una alternativa al tren tradicional, ni antes ni ahora que se plantea o se trabaja ya en la extensión del trazado a más pueblos del norte de la isla. En cuanto al impacto paisajístico, no creo que la elevación a la altura de un almendro cause tal impacto, máxime cuando el tren monoviga permite bajar o subir la altura según las necesidades del entorno, elevándolo por encima de lo normal si tiene que cruzar una autovía o bajándolo por debajo de lo normal en un determinado lugar en que no deba crear impactos visuales o bien a la llegada/salida de las actuales estaciones a fin de aprovechar sus edificios/andenes. Se trataría en realidad de un tren a medio camino del tren tradicional y del tranvía, con una gran flexibilidad de trazado (excepto en el actual aprovechamiento de los antiguos trazados), lo que permitiría una solución óptima para los polémicos proyectos de trazado a la Universitat, al Aeropuerto e incluso para el recorrido por la fachada de la Bahía de Palma, desde S´Arenal hasta Magaluf. La eficacia de su explotación también vendría proporcionada por la flexibilidad en la composición de los convoyes y en las frecuencias de los horarios. Su bondad ecológica es evidente y su atractivo turístico sería sin duda enorme, sin que ello suponga a mi entender una agresión a la identidad de nuestra imagen turística. Más bien nos asegura una imagen turística de futuro y es una apuesta atractiva para un transporte público popular, que podría ampliarse mucho más de lo que permite un trazado ferroviario tradicional, incrementando así el número de usuarios.

En años de grandes inversiones en AVEs y en autopistas, dado que nuestras islas quedan al margen de tales mejoras en materia de transportes, el aspirar a tener un sistema de transporte público moderno y ecológico, como una red de trenes elevados, no es algo irracional ni una petición de trato de favor a la Administración Central del Estado. Pero para ello hace falta un conocimiento de esta alternativa de transporte que todavía no se da en nuestra Comunidad. Sólo así podríamos resolver el problema de casar transporte público moderno y eficiente con un tren atractivo y seguro para la población residente y con la puesta en valor de un nuevo atractivo turístico para nuestros visitantes. De continuar con la expansión de los trazados ferroviarios tradicionales en nuestra isla, en un espacio cada día más parecido a un jardín urbanizado, las externalidades, sobrecostes y pérdidas de vidas humanas pueden presentar una factura muy cara y seguramente puedan exceder del coste de la construcción de un tipo de tren elevado. Además, sería la opción más oportuna para intentar evitar la insostenible expansión del transporte privado, en especial el interurbano, basado en el uso del automóvil/autocar, que a su vez acelera la costosa espiral de puesta en servicio de más carreteras y más aparcamientos.

 

La ABPET publica un libro en homenaje a los cien años del Fomento del Turismo de Mallorca

HostelTur - 07/03/2006

 

La Asociación Balear de Periodistas y Escritores de Turismo (ABPET) ha editado un libro para celebrar los cien años del Fomento de Turismo de Mallorca. El libro, que lleva por título ‘Cien años de turismo en Baleares’, recoge una serie de artículos y fotografías que reflejan la opinión de sus autores sobre la trayectoria del Fomento del Turismo.

La obra se distribuirá entre Fomento y la asociación como obsequios para personas influyentes o para las bibliotecas de los asociados.

Esteve Bardolet, presidente de la ABPET y coordinador editorial de este proyecto, aseguró en la presentación de la obra “que el objetivo es rendir homenaje a quienes han contribuido a potenciar el turismo en Baleares a lo largo de estos cien años”. Por su parte, el consejero de Turismo, Joan Flaquer, quien asistió a la presentación del libro, destacó la labor de los periodistas en la promoción del archipiélago como destino.

Álvaro Middelman, presidente del Fomento y director general de Air Berlin para España y Portugal, agradeció la labor de la asociación de periodistas y escritores y vaticinó que la que se avecina será una buena temporada. “Gracias a la actividad de los mercados alemán y británico, las perspectivas para 2006 son francamente alentadoras", afirmó.


En tal sentido, Middelman expuso que los buenos indicios se basan en los resultados obtenidos por Air Berlin en los mercados en los que opera, que son Alemania, Suiza, Austria y Holanda, así como en las impresiones que obtuvo en una reciente reunión en Londres y en los satisfactorios datos de la presente temporada baja.

Añadió que este proceso se ha visto afectado por la novedad que supone que los operadores turísticos hayan comenzado a ofrecer incentivos por las reservas anticipadas, una técnica habitual en las compañías aéreas, por lo que recomendó a las mayoristas que conserven la calma si aprecian "un valle" en el ritmo de solicitudes, que puede volver a incrementarse a partir de mayo.

José Mateo (actualidad@hosteltur.com)

 

El libro "Cien años de turismo en Baleares" homenajea a los protagonistas del impulso del sector en las islas.

www.actualidad24horas.com

El libro ‘Cien años de turismo en Baleares’ incluye crónicas periodísticas y fotografías realizadas por la Asociación Balear de Periodistas y Escritores de Turismo (ABPET) con la finalidad de homenajear a todas las personas que han contribuido a potenciar y promocionar el turismo en estas islas a lo largo de los cien años que van de 1905 a 2005.

La publicación, de la que se distribuirán 1.000 ejemplares entre el sector turístico, fue presentada hoy por el conseller de Turismo, Joan Flaquer, el presidente de Fomento del Turismo de Mallorca, Alvaro Middleman, y el presidente de ABPET, Esteve Bardolet.

Bardolet comentó que el libro no pretende ser una “antología” sino un “homenaje” a todas aquellas personas que han contribuido al desarrollo de la actividad turística de la isla. Asimismo, explicó que es un libro que muestra diferentes reflexiones, a título individual, sobre la evolución y los cambios turísticos a lo largo de estas diez décadas a cargo de quince profesionales vinculados en el mundo periodístico y turístico.

Esta publicación se incluye dentro de los actos de celebración del centenario de Fomento del Turismo, según comentó Bardolet, quien destacó que a lo largo de estos cien años han pasado por las islas unos 240 millones de turistas, una cifra todavía no igualada por otros destinos con clara vocación turística. “El próximo reto es alcanzar el éxito sostenible”, señaló.

Por su parte, Middleman mostró su “satisfacción” por haber escogido el marco del centenario de Fomento para dar a conocer esta publicación, mientras que Flaquer subrayó que el Govern mantendrá con el organismo turístico el espíritu de colaboración desarrollado en los últimos años.

 

"Cien años de turismo en Baleares"

www.elmundo-eldia.com

De otro lado, ayer se presentó el libro Cien años de turismo en Baleares que incluye crónicas periodísticas y fotografías realizadas por la Asociación Balear de Periodistas y Escritores de Turismo (ABPET) con la finalidad de homenajear a todas las personas que han contribuido a potenciar y promocionar el turismo en estas islas a lo largo de los cien años que van de 1905 a 2005. La publicación, de la que se distribuirán 1.000 ejemplares entre el sector turístico, fue presentada ayer por el conseller de Turismo, Joan Flaquer, el presidente de Fomento del Turismo de Mallorca, Alvaro Middlemann, y el presidente de ABPET, Esteve Bardolet.

Bardolet comentó que el libro no pretende ser una «antología» sino un «homenaje» a todas aquellas personas que han contribuido al desarrollo de la actividad turística de la isla. Asimismo, explicó que es un libro que muestra diferentes reflexiones, a título individual, sobre la evolución y los cambios turísticos a lo largo de estas diez décadas a cargo de quince profesionales vinculados en el mundo periodístico y turístico.

Esta publicación se incluye dentro de los actos de celebración del centenario de Fomento del Turismo, según comentó Bardolet, quien destacó que a lo largo de estos cien años han pasado por las islas unos 240 millones de turistas, una cifra todavía no igualada por otros destinos turísticos.

 

 Periodistas y Escritores de Turismo de Baleares editan un libro sobre cien años de turismo en las Islas.

Foment del Turisme (20-03-06)

La historia del turismo en Mallorca y en Baleares en general –el año pasado se celebró el Centenario del Fomento del Turismo de Mallorca- desde el punto de vista de los periodistas y escritores de turismo ha quedado plasmada en el libro “Cien años de turismo en Baleares – 1905-2005”, editado por la Asociación Balear de Periodistas y Escritores de Turismo (ABPET).

Este tercer volumen editado por la ABPET ofrece una visión global del pasado, presente y futuro del turismo en Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera, haciendo especial hincapié en el desarrollo del turismo de Mallorca, donde el Fomento del Turismo celebró en 2005 su primer centenario. Pero el libro también permite entrar en detalles, como puede ser un ensayo sobre los guías turísticos o la aportación sobre los aeropuertos de las Islas.
En más de una docena de crónicas periodísticas, los miembros de la ABPET ofrecen al lector “reflexiones y visiones personales de cada uno, que no pretenden ser un anuario ni una recopilación de datos”. No obstante, se trata de una valiosa herramienta para entender la importancia del turismo en las Islas Baleares.
La Asociación Balear de Periodistas y Escritores de Turismo (ABPET) se creó en 1984 en Palma de Mallorca, teniendo su sede social en el Fomento del Turismo de Mallorca. Desde 1986, pertenece a la Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo (FEPET).

 

 

22-12-2008 •

"Carta al Director de HOSTELTUR"

  Estimado amigo:

Con motivo de estas fiestas de Navidad y a pocos días de finalizar el 2008, me es muy grato expresarte mi satisfacción por la buena, rápida y objetiva información turística recibida de HOSTELTUR en este año, en especial la del diario vía email (incluido el "vespertino"). Creo que habéis llegado a un alto nivel de rigurosa profesionalidad y de eficaz comunicación en el ámbito turístico tanto a nivel nacional como local. Os animo a seguir en esta línea de superación y os agradezco la labor tan positiva en favor del turismo.

Nuestra aportación al turismo mediante la ABPET es mucho más humilde pero ocupa un plano bastante inédito en el mundo de la comunicación turística, ya que está entre la perspectiva vuestra y la académica. Estamos a vuestra disposición para cualquier colaboración que preciseis de nuestro pequeño pero ilusionado colectivo.

Aprovecho para felicitarte las Navidades y también a todo tu equipo, con mis mejores deseos para un 2009 que nos va a tener muy ocupados y preocupados.

Esteban Bardolet
Presidente de la ABPET

 

viernes 12 de febrero de 2010

NUEVO LIBRO DE MATEO CLADERA

Mateo Cladera, periodista y miembro la Asociación Balear de Periodistas y Escritores de Turismo, ha publicado este año su libro "Mallorca Global. 100 países", en el que recoge una serie de reportajes publicados en el diario ’Última Hora’, donde figuran por orden alfabético países de la A a la Z: de los Albaneses a los Vietnamitas.

El prólogo es del Dr. Pere Salvá, autor de un estudio ‘La Inmigració à Balears’ y concluye con un Apéndice ‘Baleares, un territorio de encuentro de ciudadanos del mundo’ de este mismo Profesor adscrito al Gabinete de Estudios Cataláunicos de la Universitat de les Illes Balears.

Baleares: tradicionalmente tierra de emigración. Ahora, de inmigración, donde conviven todas las razas, se cruzan todas las culturas y se hablan todas las lenguas. Vale la pena recordar cómo en 1.990 en el Aeropuerto de Mallorca se colgaron en el tradicional abeto de Navidad tarjetones de felicitación nada menos que en 356 idiomas. ABPET
 
 

lunes 13 de julio de 2009

CABRERA "VUELVE" A BALEARES


A Esteban Bardolet, Presidente de la Asociación Balear de Periodistas y Escritores de Turismo.

El 1º de Julio ha tenido lugar el traspaso del Parque Nacional de Cabrera a la Comunitat Autònoma de les Illes Balears.
La Isla de Cabrera se ha reintegrado a sus islas.
Cabrera es el Parque Nacional más pequeño, el de un equilibro ecológico más frágil y el primero de carácter marítimo y terrestre. Más tarde, contamos con otro análogo, el de las Islas Gallegas, Cíes y Ons. Integran el Parque las islas e islotes de Cabrera, Foradada, Pobre, Plana, Esponja, Conillera, Rodona, Bledes, Imperial, Rates. Y el mar que cabe dentro de su polígono geográfico.

Cuarenta años atrás empezaron a circular ideas peregrinas:
-Sacar la Isla a subasta.
-Devolverla a su antiguo dueño, Sebastián Felíu.
-Ciertos grupos financieros que la querían urbanizar, como, más tarde, a su hermana menor, Dragonera…

Entre 1.971 y 1.972 se publican comentarios sobre la Isla por parte de Joan Mayol, Jesús Jurado, Miquel Rayó, Josep A. Alcover, Joaquín Araujo, con participación también de la Sociedad de Historia Natural de Baleares y de la Revista PANDA, de ADENA, sección española del World Wildlife Found, que publicó un artículo de Ramón de Madariaga.
El Ministerio de Defensa ocupaba Cabrera por razones estratégicas, pero dió toda clase de facilidades durante la gestación del Parque.
Félix Rodríguez de la Fuente y Esteban Bardolet son las dos figuras cardinales en todo el proceso y no sería de recibo relegarles a la trastienda en el gaudeamus ecologista que hoy celebramos. Esteban Bardolet ha ejercido discretamente un papel trascendental en el empeño por Cabrera. Bardolet, economista de Banca March, ha sido Vicepresidente del Fomento del Turismo y Secretario de la Comisión de Conservación de Cabrera. Actualmente es Presidente del Colegio de Economistas de Baleares, Presidente-Delegado del Parc Natural de s’Albufera de Mallorca, Presidente de la Asociación Balear de Periodistas y Escritores de Turismo. Y autor de numerosos trabajos de economía y estadística del Turismo.
Félix vino a Mallorca el 18 de agosto de 1.977, a expensas del Fomento del Turismo, con el fin de elaborar un estudio científico sobre la posibilidad de un Parque Natural en Cabrera.
En Abril 1.977, Esteban Bardolet, tras escuchar unas declaraciones de Félix Rodríguez, presentaba al Fomento un informe sobre el proyecto de Parque Natural de Cabrera, al que asignaba un idílico objetivo:
-El fruïment físic i intel.lectual de la nostra natura ( El disfrute físico e intelectual de nuestra naturaleza).
En 1.977, en el seno del Fomento del Turismo, se creó la Comisión de Conservación de Cabrera (CCC), por la iniciativa convergente de Esteban Bardolet y de Félix Rodríguez, a través de la Junta Rectora de ADENA, presidida por SAR el Príncipe de España.
Dos documentales de la serie ‘El Hombre y la Tierra’ ofrecieron a los españoles y aún al mundo las maravillas naturales de este paraíso singular.
Tras fallecer Don Félix, en 1.980, el liderazgo ecologista pasó al GOB (Grup d’Ornitología i Defensa de la Naturalessa).
En los días de hoy el GOB Els Verds y Nacionalistas de Derechas y de Torcidas han dejado caer que ésta es una buena ocasión para replantearse la presencia de los militares en el parque.
El Ejército deseaba retener el uso científico y militar así como el control de visitantes. Las ordenanzas no permitían el acceso a los interiores de tierra firme. Sin perjuicio de los comentarios negativos que suscitaron las maniobras militares que allí se llevaban a cabo, no se puede negar que, gracias a su presencia en la Isla, hoy podemos contarla como Parque nada menos que Nacional. La ocupación militar ha sido altamente beneficiosa para el subarchipiélago, a la hora de preservar el equilibrio ecológico y la promoción de estudios. Su papel ha sido intachable. Y no tenemos motivos más que para agradecerle su presencia en Cabrera.

Con ocasión de la transferencia de autoridad, se habla de que se pretende mantener la protección de este espacio natural ya que su capacidad de acogida es limitada. Hay en estudio una eventual ampliación de la superficie de mar protegida. Que no basta, a la vista de esos pescadores de Gibraltar pescados in fraganti, en plena ‘faena’. No les basta el Peñón. Y se anuncia un sistema de reservas de anclaje on line
En principio, se pretendía un Parque Natural Marítimo Terrestre. ‘Marítimo’ en primer lugar, porque, según Félix, era urgente la protección de la fauna marina, un viviente testimonio de lo que fueron las islas antes de la radical transformación que ha implicado el desarrollo del turismo:
-El “darrer testimoniatge de la Mediterrània d’UIlisses, a unes hores de distancia de la regió turística per excel.lencia. ( El último testimonio del Mediterráneo de Ulises, a unas horas de a región turística por excelencia. )
Jacques Cousteau visitó Cabrera, y echó también metió baza:
-Cabrera es un lugar muy pequeño, y, a lo largo de los años, ha ido perdiendo parte de su riqueza ecológica. Sin embargo, me parecerá bien si ahora la declaran Parque Natural.
Mejor. Cabrera es Parque Nacional desde el 29 Abril 1991.
Es un milagro que Cabrera y Dragonera se hayan salvado de los ‘hormigoneros’ y de sus hormigoneras.

Com una verge nua dins la mar Com un cantar llunyá d’una sierena. Com una tenra i dolça companyera. No li faceu mal. És Cabrera!

(Como una virgen desnuda en el mar
Como un canto lejano de sirena,
Como una tierna y dulce compañera.
No le hagáis mal. ¡Es Cabrera!).

Cuatro versos que son una plegaria.

David Guerrero (ABPET)
 

BALTASAR PORCEL. LA VIDA LE HA PASADO

 
Baltasar Porcel, socio de honor de la Asociación Balear de Periodistas y Escritores de Turismo (ABPET), murió víctima de un cáncer. Nuestro compañero David Guerrero le dedica esta magistral necrólogica.


- La vida, esa vida que va pasando y en la que todo fine…
…le hacía decir Baltasar Porcel al Patrón Roig Bolei de ‘La Joven Apolonia’. La vida le ha pasado. La vida, el cáncer, ‘una cabronada que te fulmina todos los esquemas’.
Ha sido el escritor balear más internacional. A mediados los 50, empezó como colaborador de Diario de Mallorca y de Papeles de Son Armadans, con Camilo J. Cela, que también era Socio de Honor de la ABPET. Director de Destino, final década 70. Columnista de La Vanguardia. Reportero en África y en Oriente. Escribió teatro, cuentos, novelas, artículos de prensa, entrevistas y libros de viaje. Se instaló en Barcelona. Pero… -Ningún critico o ensayista –ha escrito Joan Pla- entenderá a Porcel si antes no entiende lo que significó la gente y el paisaje de su pueblo natal y de su adolescencia rural y marinera entre pinos y acantilados, barcas al remo e islotes mágicos, formidables. Muy mallorquín. Un mallorquín es una isla dentro de la Isla. Nunca se desprendió de su dicción gutural, acusado acento pagés, porque no quiso. Su pueblo es un micromundo numénico y lírico, vital. Tierra y mar, mar y tierra dos concepto que en Andraitx se superponen y se complementan; se identifican.
La Isla, su Isla, por dentro:
-Por los viejos y estrechos caminos interiores, los que discurren entre desiertas rastrojeras. Los que bordean los insólitos y gigantescos túmulos.
Gigantescos túmulos, los talaiots, torres y poblados de un mundo aislado, elemental; testigos del pasado; eternos en la penumbra entre el almendral y los lentiscos; en sus piedras, roídas, pero no abatidas por los siglos.
-Solo quedan en su hermetismo las piedras.
La piedra era la fuerza de las gentes primevas. Las piedras grandes con que hacían y cubrían sus casas; y las piedras, guijarros de playa, que los honderos lanzaban para ahuyentar a sus enemigos, conquistadores, piratas, especuladores… Siempre enemigos de fuera, venidos a caballo de las olas lejanas.
Y la Isla, su Isla, por la costa, toda, toda, Mediterráneo:
-Las costas del mar del clasicismo”.
Porcel participó en la creación del ‘Institut d’Estudis Mediterranis’. El mar, su mar, le abría anchos y largos caminos en lontananza. El Mediterráneo será el escenario, prácticamente único, de todas sus historias y vivencias.
-El Mediterráneo constituye la mayor concentración de arte del mundo, monumentos que ennoblecen sus variados y luminosos paisajes, a la par que alberga unas espléndidas playas, con sugerentes complejos hoteleros, inmersas en una atmósfera reconfortante, dorada.”
-La mar muerta, irisada de rojos centelleantes bajo el sol del atardecer. -La Isla, bajo el ancho sol del estío, parece incendiada de luz.
Su pueblo mira a poniente. Qué buena atalaya cuando el tramonta Sa Dragonera, vistiendo púrpuras de lujo:
-Puestas de sol lentas, que te dejan triste.
-Sus obras –ha dicho Janer Manila- eran un contínuo viaje: Viatge Literari a Mallorca; Arran de Mar (1); Viatge a les Balears menors; Camins i ombres (2). Guía ‘Mallorca’, Totes les Balears; Viajes Expectantes; De Marrakech a Pekín. Els Argonautes. Les Primaveres i els Tardors (3). Mediterráneo, tumultos del oleaje. Crònica d’Atablades Navigacions (4)…
Firmó sendos artículos en los tomos ‘Baleares, el Mediterráneo en unas Islas’ (1.988) y ‘Cien Años de Turismo en Baleares’ (2.006), de la Colección FEPET, publicados por la Asociación Balear.
Escribió la mayor parte de sus libros en lengua vernácula, pero no le hacia dengues a la lengua de España, en la que se desenvolvía con plena soltura.
El Turismo, aquel turismo primerizo, lo vió Porcel con un viso de nostalgia: -Lo viví y ví de joven aquí, en Sant Telm y en Andraitx, en los años cincuenta. En Palma consideraban el beneficio económico en cada pedazo de terreno de la isla que se vendía, en cada hotel que se edificaba en una playa, en cada casa adquirida por un extranjero. La ciudad de la gente que se daba pisto era como un gran mercado, pero en los pueblos, que era donde se hacia de verdad la transacción, cuando alguien se desprendía así de una propiedad no tardaba en sentir como una falta de ubicación (…) sucedía que, con la venta, también había mercadeado con su muerte.
Pero no le negó al Turismo las puertas de la esperanza: -Confiemos en que el turismo siga siendo un acicate para propiciar la paz, conservar la libertad, popularizar el arte y poner en valor lo auténtico, lo rústico, lo pequeño.
Bastante gourmet, con un punto… y seguido de gourmand…, como buen mallorquín. De su Prólogo al capítulo balear de ‘La Cocina Española’, de Cándido, entresacamos unas líneas:
-La comida (en verano) debe tener cuerpo porque el sol derrite las carnes, y debe entrar con suavidad porque en verano el apetito gandulea.
En Mallorca los arroces son muy bien tratados. La paella, florida como un bodegón de primavera; el ‘arròs brut’ o arroz con frutos de campo y granja; y el ‘arròs marinera’, su hermano, con frutos de mar, que tiene, como base, un caldo de ‘peix roquer’: -Un arroz con ‘peix roquer’ o pescado de roca debe ser el primer plato del mediodía (…) El pez de roca es fino y de mucho matiz en sus carnes. Es el serrano, la doncella, la vaca, el tordo… Come variado y se mueve poco, ese bicho, entre la piedra del litoral. Proporciona un caldo ingrávido con solo un hervor (…) Se deshace en el paladar, el pescado y no satura la barriga porque se come espaciado con el enredo de quitarle las espinas. Después, el plato de arroz, clarito, con el caldo del pescado. Si dentro se ha metido una cangreja real y uno puede pellizcar fibras de su meollo, mejor que mejor.
-Un buen final, seco y de envergadura, es la langosta a la brasa. El fuego le da vida y hay que procurar que asome, cada dos mordiscos, una punzadita de sal. No soy demasiado partidario de las salsas pegajosas en el crustáceo: empalagan.
Esto no lo puede escribir más que quien ha comido ese ‘peix roquer’ y ese arroz marinera, en una barca pescadora, con olor a brea y a algas; y con la parca conversa de los hombres de mar…
David Guerrero (ABPET)